Necropsia del Silencio

20 01 2008

Te fuiste como siempre,

Silenciosamente mudo,

Sin decir adios,

Sin mediar palabara.

 

Tu vida entera fue un silencio prolongado,

Em tus labios secos nunca transitó verbo,

En tus cuerdas vocales nunca resonó improperio,

De tu garganta oscura nunca saltó grito alguno.

 

Tu último acto habló por si mismo,

Dijo todo lo que tu nunca pudiste,

Externó sin uso de vocablo

Lo que la naturaleza te negó,

Las palabras de pasiión,

Los te amo,

Los te deseo,

Los perdoname,

Los te necesito,

Los por favor llamamme,

Los por favor no me olvides,

Los por favor no me dejes así,

Y saltaste al precipicio,

Amplificando con el viento tu discurso,

Monologo sonoro de soledades,

Idiferencias,

Atrocidades,

Inexperiencias,

Dudas nunca predichas,

Insatisfacciones nunca expresadas.

Y mientras caías al vacío te entregabas al todo,

Y mientras volabas por el barranco te entregaste a la nada,

Platicaste hasta el cansancio con los zopilotes,

Se acurrucaron para ver la película de tu vida,

Celuloide de alcancía barata,

Pedacitos de film proyectado en premier exclusiva,

Corte a toma del nene jugando,

Disolvencia a los padres moribundos,

Ubico y sus caballos,

La revolución del 20 de octubre,

El amor filial,

La soltería eterna,

Las noches de insomnio,

Los besos,

Los abrazos,

La prole que nunca llegó,

Akenathon en la sala,

Los prejuicios,

La sociedad que se negó a reconocer lo obvio,

Las champurradas con café,

Siempre puntuales a las 5 de la tarde.

 

¿Qué tanto nos pediste con tu silencio,

letras mudas escritas en el viento,

palabras en negritas dibujadas como figuras blandas,

un suspiro interminable,

un golpe seco sobre la tierra,

la sangre dandole de beber al polvo sediento,

tu lengua quieta,

como siempre quieta,

los niños corriendo para llamar a los bomberos,

las frías baldosas de la morgue tremebunda,

los parientes lejanos tratando de reconocer el cuerpo,

tu sonrisa burlona incisiva,

segura de que unicamente podrán identificar el tacuche,

porque nunca conocieron algo más que la pura fachada.

Que manera la tuya de hablar,

Contundente,

Rotunda,

Tan silenciosamente muda,

Tan calladamente en silencio.

 


Acciones

Información

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: